Universidad Nacional Autónoma de México

UNAM

Por su profundo conocimiento en torno a la industria de la información científica, en beneficio de la calidad del servicio bibliotecario, Shirley Elizabeth Ainswoth recibió el premio destinado a este sector en 2017

*La homenajeada llegó a México como turista, pero al ingresar a la Biblioteca de México como referencista decidió quedarse en este país para entregarse a la actividad bibliotecaria, y en poco tiempo ingresó a la biblioteca de El Colegio de México

'Shirley Elizabeth Ainsworth Gore fue distinguida con el Premio al Servicio Bibliotecario 2017

Durante la ceremonia de premiación al servicio bibliotecario 2017, la directora general de Bibliotecas, doctora Elsa Margarita Ramírez Leyva, dijo que resulta muy significativo entregar este reconocimiento a la maestra Shirley Elizabeth Ainsworth Gore en el marco del programa de los festejos del 60 aniversario de la Biblioteca Central y en el de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería. Enseguida, se refirió a la propuesta que le hizo el licenciado Fernando Macotela en el año 2010 al ex director de Bibliotecas, doctor Adolfo Rodríguez Gallardo, de crear un premio para reconocer la labor de este sector; la cual podría parecer simple, pero realmente es compleja y laboriosa.

Añadió que dicha sugerencia fue aceptada y llevada a cabo bajo ciertos principios, como es el de reconocer la labor y la trayectoria de los bibliotecólogos, haciendo énfasis en la labor dirigida a servir a los usuarios, que son la razón de ser de esta profesión. El otro principio se refiere a la trayectoria mínima de cinco años de servicio, y el tercer principio tiene que ver con la propuesta de la propia comunidad para dar legitimidad al proceso de selección, entre otros principios.

La doctora Elsa Ramírez también indicó que el premio fue constituido bajo el espíritu de la UNAM, para que contara con un cuerpo colegiado que le diera esta categoría, y por los miembros del Comité Asesor del Consejo del Sistema Bibliotecario de la UNAM (encabezado por el secretario general de la UNAM, doctor Leonardo Lomelí Vanegas); a todos en su conjunto se les encomienda la labor de decidir quién será la persona merecedora de este premio, que entre otros aspectos da visibilidad a esta labor bibliotecaria.

En su momento, el doctor Leonardo Lomelí Vanegas indicó que le es muy grato presidir por segundo año consecutivo la ceremonia del premio, porque es un momento propicio para reencontrarse con la comunidad bibliotecaria que ha ejercido un liderazgo en la materia, no solamente nacional sino a nivel latinoamericano. En segundo lugar, porque le brinda la ocasión de constatar que este premio ha logrado su cometido, que es el de estimular la calidad en el servicio.

Del mismo modo, felicitó a los integrantes de Consejo por su asesoramiento en la designación del premio, a la comunidad bibliotecaria universitaria y a la ganadora de este año, la maestra Shirley Elizabeth Ainsworth.

Por último, el funcionario señaló que el premio es un incentivo más para que los servicios bibliotecarios mejoren día con día, proyecten lo mejor de sus avances y sigan siendo ejemplo para otras instituciones.

En cuanto a la participación de la maestra Margarita Lugo Hubp, relativa a la semblanza de la maestra Shirley Elizabeth Ainsworth Gore, dijo que ella ha destacado por su dominio en el desarrollo de la infraestructura tecnológica para el diseño del catálogo en línea; cabe señalar que el uso de Internet en las bibliotecas mexicanas era aún incipiente en ese momento.

Hacia los años noventa, su espíritu incansable la llevó a posicionarse en la vanguardia del conocimiento sobre la informática aplicada a las bibliotecas, y a trabajar a la par con especialistas en computación. Y en unos años más se le presentó la oportunidad de laborar en la Biblioteca del Instituto de Biotecnología de la UNAM, ubicado en la ciudad de Cuernavaca. Desde entonces se ha dedicado a innovar y superar nuevos retos. A la fecha se le contabilizan 21 años de desempeño bibliotecario en la UNAM.

La suma de sus logros es larga, pero de entre ellos destaca el desarrollo de páginas web de la Biblioteca Conjunta de Biotecnología y Ciencias Genómicas, se trata de un proyecto de biblioteca electrónica. Y a principios de nuestro presente siglo, fue coautora de un sistema de integración de la información para facilitar el proceso de revisión bibliográfica, permitiendo al usuario realizar la búsqueda y acceder de forma inmediata al texto completo del artículo.

Otra actividad, que merece ser señalada, fue el entusiasmo que mostró en favor de la racionalización de las adquisiciones de recursos electrónicos y que dio como resultado que el grupo denominado BIOS haya concretado compras colectivas que benefician a la comunidad universitaria en su conjunto.

Enseguida, la doctora Jane Margaret Russell Barnard complementó la semblanza de Shirley Ainsworth, no sin mencionar que ha mantenido una estrecha relación de amistad, y enfatizó que Shirley no es la típica bibliotecaria, muestra de ello es que no está a cargo de una biblioteca con un acervo físico, más bien se trata de una biblioteca virtual a cargo de una profesionista moderna que se ha preocupado por desarrollar plataformas para facilitar la localización de la información para los usuarios.

Enfatizó que el desempeño de Shirley en el desarrollo y manejo de software especializado siempre lo realiza de una forma apasionada y comprometida, pues su finalidad es lograr la innovación de las bibliotecas. De igual modo, ha impulsado el acceso abierto para que éste sea más democrático.

La doctora Jane Russell también la calificó como una incansable promotora en la modernización de bibliotecas, pues su forma de trabajar se inclina al aspecto multidisciplinario, ya que pretende ampliar el horizonte de los bibliotecarios. Y en muchas ocasiones ha señalado que los bibliotecarios tradicionales para lograr su propia supervivencia, deben salirse de los confines tradicionales e involucrarse activamente con otros especialistas en discusiones relacionadas con temas afines, como son: las revistas latinoamericanas, el desarrollo de sistemas bibliotecarios, los servicios de información de instituciones de prestigio, entre otras cuestiones.

Shirley, como bibliotecaria responsable de los servicios de información de un instituto de investigación, se mantiene alerta a lo que ocurre en el mundo de la investigación científica. Asimismo, se capacita constantemente con la asistencia y participación en eventos académicos nacionales e internacionales. La doctora Jane Russell recordó que juntas han publicado once artículos y participado en importantes proyectos internacionales.

Reiteró que el trabajo de la premiada no se limita a la búsqueda de citas para los investigadores, va más allá de un simple conteo de citas, porque ella posee un conocimiento muy profundo de las bases de datos como Scopus y el Web of Science. Por lo general, no queda satisfecha con los primeros resultados que se recogen de las bases y vuelve a revisar una y otra vez los resultados para tener certidumbre de ellos. Y, en lo relativo a los análisis bibliométricos que realiza, se debe tener la certeza de su gran calidad. Se podría decir que es un ejemplo a seguir.

Finalmente, la premiada se mostró muy emocionada al recibir el premio de manos doctor Leonardo Lomelí y la doctora Elsa Margarita Ramírez. Posteriormente agradeció la distinción y enfatizó que en los proyectos en los que ha colaborado el factor que ha sido clave para éxito académico es la colaboración. En lo que se refiere a su propia persona, dijo que es una bibliotecaria fuera de lo convencional porque no trabaja dentro de las bibliotecas, sus recorridos constantes al área tecnológica y su mirada hacia el futuro está puesta en la evolución de las bibliotecas, pero para ello es necesario la participación de todos.

Para darle un aire familiar al evento, se mostró un video de la trayectoria personal y laboral de la maestra Ainsworth Gore, así como las expresiones de admiración y afecto de sus colegas y equipo de trabajo.

Cabe señalar, que se contó con la presencia del director del Instituto de Investigaciones Bibliográficas, Pablo Mora, la directora de la Escuela Nacional Preparatoria número 9, doctora Roberta Orozco Hernández, y del director de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, Fernando Macedo Chagolla, además de amigos y familiares de la premiada.

El evento se llevó a cabo el pasado 24 de febrero del 2017 en el Salón de la Academia de Ingeniería, del Palacio de Minería.

Reseña: Ma. del Rosario Rodríguez León

Fotos: Julio Zetter Leal