*La otorga la Fundación Isve Guerrero a lo más destacado de las Bellas Artes

*Recibió tres estatuillas: por difundir el conocimiento; por contar con una obra de arte monumental y por su labor social.

*En sus cuatro costados se puede apreciar el mural “Representación histórica de la cultura”, del artista y arquitecto mexicano Juan O’Gorman, obra que forma parte del conjunto reconocido por la UNESCO en 2007 como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

*Después del acervo federal, posee el segundo más extenso del país con 357 839 títulos, 619 996 volúmenes y 3 750 títulos de revistas entre otros recursos.

*Su más reciente innovación es una aplicación móvil denominada “Bibliotecas UNAM”.

Con el rostro visiblemente emocionado, la directora general de Bibliotecas de la UNAM, doctora Elsa Margarita Ramírez Leyva, agradeció a la Fundación Isve Guerrero por haber otorgado a la Biblioteca Central (BC) la escultura Jaguar Internacional de las Artes (JIA) en su 63 aniversario, inaugurada en un primaveral 5 de abril de 1956. La biblioteca recibió en total tres estatuillas: por difundir el conocimiento; por contar con una obra de arte monumental y por su labor social.

Durante la ceremonia de premiación la titular de la dependencia, añadió que la construcción del edifico se inició en 1950 y fue diseñado con una visión bibliotecaria moderna, futurista y con normas que rebasaron las especificaciones de aquella época. A través del tiempo se ha posicionado como un referente universitario y un espacio que a diario recibe aproximadamente 7 mil usuarios, llegándose a contabilizar en el año 2018 un promedio de 1 995 431 personas. Es un lugar donde se puede gozar de la lectura, disfrutar de su confort y sentirse tranquilos y seguros en el interior de sus instalaciones.

 

De izq. a der.: Israel Guerrero Lara, Dip. Gabriela Osorio Hernández, Zaira Santos Flores, ISVE Guerrero Velázquez, Dr. Alberto Vital Díaz, Dra. Elsa M. Ramírez Leyva y Roberto Grecko.
De izq. a der.: Israel Guerrero Lara, Dip. Gabriela Osorio Hernández, Zaira Santos Flores, ISVE Guerrero Velázquez, Dr. Alberto Vital Díaz, Dra. Elsa M. Ramírez Leyva y Roberto Grecko.

 

En un inicio su acervo ascendía a 80 mil volúmenes, pero hoy en día, después del acervo federal, posee el segundo más extenso del país, constituido por 357 839 títulos y 619 996 volúmenes, y su colección hemerográfica asciende a los 3 750 títulos de revistas y 333 985 fascículos.

 

La Biblioteca es producto de lo que hoy en día se ha tornado fundamental en el ámbito universitario: la multidisciplina, porque se integran y coexisten de manera armónica arte, ciencia, técnica, historia y cultura. En sus murales se ve reflejada la historia de México narrada en sus cuatro épocas, en el lado norte el período prehispánico, en el sur la época colonial, en el lado oriente emerge la modernidad con la Revolución, y en el lado poniente la modernidad que remite a la función de esta Casa de Estudios, abundó la doctora Elsa Margarita Ramírez.”

 

En este sentido, la Biblioteca no ha cesado de innovarse y evolucionar: hace más de cuarenta años emprendió la automatización de sus catálogos, en un principio con LIBRUNAM, posteriormente le siguieron los catálogos electrónicos TESIUNAM, SERIUNAM, MAPAMEX y el más reciente IMAGOUNAM, el cual se dará a conocer próximamente.

Por otro lado, en el año 2003 se creó la Biblioteca Digital, que es una extensión de la Biblioteca Central; ambas conforman un conjunto híbrido que se complementan y amplían en el universo informativo, con una oferta actual de 1 212 297 recursos electrónicos, entre los que destacan 419 314 libros electrónicos; 23 389 revistas electrónicas; 274 762 tesis; 13 792 mapas en formato electrónico y 121 bases de datos.

Es por ello que las bibliotecas universitarias siguen su evolución, pero ahora con la aplicación móvil denominada “Bibliotecas UNAM” lanzada recientemente, donde los usuarios podrán descargar archivos y recuperar información, entre otros servicios. Por el momento se puede acceder a nueve catálogos, entre ellos, el de la BC.

Por último, la funcionaria dijo que las medallas JIA que se otorgaron tienen la finalidad de reconocer a quienes han hecho de esta Biblioteca un compromiso de vida y que la han labrado con conocimientos y esfuerzos, y cuyo apoyo tiene el objetivo de que la infinidad de usuarios que han entrado y salido de sus muros, nunca queden en el anonimato.

En este sentido, la doctora Ramírez Leyva reitero su agradecimiento al director de la Fundación Isve Guerrero, ingeniero Israel Guerrero Lara, y a la pequeña Isve Guerrero, presidenta honoraria vitalicia de la Fundación, por haber distinguido a esta importante entidad bibliotecaria con las tres esculturas JIA, las cuales pasarán a formar parte de la obra arquitectónica que tanto enorgullece a nuestra Máxima Casa de Estudios.

Posteriormente, cedió la palabra al coordinador de Humanidades de la UNAM, doctor Domingo Alberto Vital Díaz, quien en representación del secretario general de la UNAM, doctor Leonardo Lomelí Vanegas, señaló que la Universidad de la Nación ha asumido históricamente su función esencial: “…impartir educación superior para formar profesionistas, investigadores, profesores universitarios y técnicos útiles a la sociedad; organizar y realizar investigaciones principalmente acerca de las condiciones y problemas nacionales, y extender con la mayor amplitud posible los beneficios de la cultura”.

Y es precisamente en este último aspecto -en muchos sentidos vinculado con los otros dos- que la responsabilidad de la UNAM se ha enfocado en un sentido amplio e integral a estudiar, crear, resguardar, preservar y divulgar no sólo el patrimonio artístico y cultural que posee, sino también el que el Estado mexicano le ha conferido, que en última instancia es el de nuestra nación.

 

“El patrimonio cultural que la UNAM tiene bajo su resguardo es uno de los más importantes al representar, después del federal, el segundo acervo más extenso del país. La gran variedad de rubros que lo conforman tiene su origen en la trayectoria de más de 450 años que respaldan a nuestra institución.”

 

Es por ello, que las bibliotecas, además de ser sitios de lectura, de estudio o de consulta, son espacios de aprendizaje, de investigación y de difusión de la cultura, tanto en la modalidad colaborativa como individual, que ofrecen también actividades y manifestaciones culturales y artísticas, e inclusive lúdicas.

Por último, el funcionario con sus palabras reforzó el agradecimiento anteriormente expresado, al señalar “que nos sentimos honrados al recibir el premio Jaguar Internacional de las Artes con el que ahora se distingue a la Biblioteca Central”. Asimismo, para cada uno de los que recibieron las medallas alusivas a dicho reconocimiento, indicaron que con esta premiación se refuerza el compromiso de servir a esta generosa Casa de Estudios con dedicación, lealtad y responsabilidad en su labor cotidiana y su misión.

Por su parte, el ingeniero Israel Guerrero Lara externo su emoción al estar en un recinto tan emblemático, y señaló que el eje rector de la Fundación Isve Guerrero es reconocer a lo más destacado de las Bellas Artes, y al mismo tiempo se pretende promover entre la población el gusto por las actividades artísticas, que se dirijan las miradas a este tipo de actividades, que se hable de ello y que la gente las haga suyas, porque son la base fundamental del desarrollo social y cultural.

En seguida, se procedió a la entrega de las medallas de manos de la pequeña Isve y de las autoridades presentes, en su modalidad de Ángel de la Independencia a funcionarios, académicos y estudiantes en reconocimiento de su trayectoria y aportación en el quehacer de este espacio, encabezando la lista el doctor Leonardo Lomelí Vanegas y la doctora Elsa Margarita Ramírez Leyva, el primero por su reconocida labor al frente de la Secretaría General y por impulsar a las bibliotecas, y la doctora por su reconocida labor frente de la Dirección General de Bibliotecas y por ser una gran promotora de la lectura y las bibliotecas.

 

Premiados con la Escultura y las Medallas (en su modalidad de Ángel de la Independencia de México) del Jaguar Internacional de las Artes.
Premiados con la Escultura y las Medallas (en su modalidad de Ángel de la Independencia de México) del Jaguar Internacional de las Artes.

 

Por último, la pequeña presidenta vitalicia de la Fundación dio su mensaje de paz: “Arte igual a libertad, libertad igual a paz y paz igual a felicidad. Todos los niños podemos ser artistas; pintar es divertido, nos hace mejores personas y nos aleja de la violencia”.

Nota: Ma. del Rosario Rodríguez León
Fotos: Julio Zetter Leal

Servicio Social DGB 2019

Cursos y eventos

23Ago