*Le fue otorgado al coordinador de la Biblioteca “Eduardo García Máynez” del Instituto de Investigaciones Filosóficas

*El premio representa una oportunidad para aquellos candidatos que se han distinguido por su desempeño sobresaliente

Mediante una cuidadosa revisión de la trayectoria de algunos posibles candidatos a recibir el Premio al Servicio Bibliotecario 2020, los integrantes del Comité Asesor del Consejo del Sistema Bibliotecario y de Información la UNAM, (SIBIUNAM), presidido por secretario general de la UNAM, doctor Leonardo Lomelí Vanegas, emitieron su dictamen a favor del coordinador de la Biblioteca “Eduardo García Máynez” del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM, Miguel Gama Ramírez; a partir de la propuesta de la comunidad universitaria, se consideró que la trayectoria del premiado cumple con los requisitos establecidos en la convocatoria emitida para tal fin.

Al respecto, en una formal ceremonia, el director de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM), licenciado Fernando Macotela, dio la bienvenida a los asistentes de este importante acto académico, que fue establecido en el año 2010 y el año anterior cumplió su primera década de ser entregado el galardón en el marco de esta tradicional feria. El premio representa una oportunidad para aquellos candidatos que se han distinguido por su desempeño sobresaliente, tanto en las bibliotecas de instituciones universitarias como en otras nacionales de educación superior.

En su momento, la directora general de Bibliotecas de la UNAM, doctora Elsa Margarita Ramírez Leyva, agradeció a las autoridades asistentes al acto por la realización de la ceremonia de premiación en tan importante recinto, que en esta ocasión le es entregado a un integrante del SIBIUNAM, por haberse destacado como un profesional innovador, emprendedor, transformador, divulgador y promotor de las bibliotecas, no sin mencionar su labor como formador de las nuevas generaciones que egresan del posgrado.

La doctora Ramírez Leyva recordó que hasta la fecha se han entregado cinco premios a profesionales de la bibliotecología integrantes del SIBIUNAM, y con el del doctor Gama Ramírez son seis, y cinco más a profesionales de diversas instituciones de educación superior del país, manteniendo un balance entre mujeres y hombres.

“Al respecto, añadió que las funciones de las bibliotecas en el ámbito académico se han tornado más complejas, ya que tienen frente a sí los desafíos concernientes a la información, que por un lado enfrenta la incesante innovación de la tecnología y por otro a las comunidades, que exigen que el personal que está frente a ellas cuenten con capacidades para el diseño y oferta de servicios muy especializados. Asimismo, les demandan que se integren a procesos de enseñanza, ya que es imprescindible el desarrollo de habilidades de información.”

En tal sentido, el doctor Miguel Gama fue propuesto para recibir el premio porque una de sus preocupaciones ha sido extender los beneficios de las bibliotecas físicas al plano electrónico, mismas que se han visto reflejadas en su tesis doctoral, así como en diversos artículos publicados en revistas especializadas sobre el sector de la información y las bibliotecas. De igual modo, formó parte del Comité del Libro Electrónico que en alguna época creara y coordinara la Dirección General de Bibliotecas. Y en el caso de la Biblioteca de la entonces denominada Dirección General de Servicios de Cómputo Académico (DGSCA) emprendió la automatización de sus procesos bibliotecarios.

Actualmente, en su entidad académica -junto con su equipo de trabajo- se ha incrementado de manera selectiva la colección de libros electrónicos bajo el esquema de un modelo de preselección de obras y recursos digitales más importantes, con criterios de calidad de acuerdo con las líneas de trabajo e investigación del Instituto de Investigaciones Filosóficas.

 

 De izq. a der.; Fernando Macotela, Elsa Margarita Ramírez Leyva, Leonardo Lomelí Vanegas, Miguel Gama Ramírez y José M. Orozco Tenorio.
De izq. a der.; Fernando Macotela, Elsa Margarita Ramírez Leyva, Leonardo Lomelí Vanegas, Miguel Gama Ramírez y José M. Orozco Tenorio.

 

Por su parte, el secretario general de la UNAM, doctor Leonardo Lomelí Vanegas, señaló que la base fundamental de otorgar el Premio al Servicio Bibliotecario a los profesionales de la Bibliotecología y Ciencias de la Información se sustenta en el proceso de revisión por pares, el cual se lleva a cabo bajo una exhaustiva examinación para escoger al mejor candidato, pero sobre todo en la participación de la comunidad, quien es la que recibe de forma directa los beneficios del trabajo realizado por el candidato propuesto y de los proyectos propuestos por éste en beneficio del mejoramiento del servicio bibliotecario.

El doctor Lomelí Vanegas añadió que una de las actividades relevantes que ha realizado el premiado ha sido el impulso de nuevos proyectos que han impactado en el sistema bibliotecario, destacando con ello su responsabilidad social y su compromiso para brindar el acceso a los servicios de información a la comunidad del instituto en que se desempeña actualmente, además de su incansable labor como docente con los alumnos de posgrado.

También, se debe considerar su desempeño en la formación de recursos humanos, su participación activa en algunos cuerpos colegiados y su actividad como asesor en temas relativos al libro electrónico. En este contexto, el doctor Leonardo Lomelí dijo que “se debe resaltar el papel fundamental que juegan las bibliotecas universitarias al optimizar el uso y acceso a la información y su responsabilidad para formar al profesionista del presente y del futuro, porque en ellas se reflexiona, se construye conocimiento y se da el apoyo para renovar los saberes; en este sentido la función de las bibliotecas es eliminar las brechas sociales”.

Enseguida tomó la palabra el premiado, quien agradeció a la DGB por tal distinción y a la propia Universidad Nacional Autónoma de México, porque fue la institución que le brindó la oportunidad de formarse en dos disciplinas universitarias, y que con el devenir del tiempo le ha permitido comprobar que el eje de intersección entre la comunicación y la bibliotecología es la información. También agradeció a esta casa de estudio, porque se ha convertido en su segunda casa, al ser su fuente de trabajo durante 24 años, en los cuales tuvo la oportunidad se colaborar en dos importantes dependencias como son: la DGSCA, hoy Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación, y el Instituto de Investigaciones Filosóficas.

 

Miguel Gama Ramírez, Premio al Servicio Bibliotecario 2020
Miguel Gama Ramírez, Premio al Servicio Bibliotecario 2020

 

A lo largo de todos estos años de formación, el doctor Gama Ramírez sigue pensando que la educación debe ser considerada como un mecanismo de igualdad social. Por su parte, las bibliotecas, sus colecciones y sus servicios en general, son ejes rectores para alcanzar dicha encomienda, ya que en sus instalaciones y con el uso permanente de sus colecciones, el ser humano ha generado conocimiento a través del tiempo. Del mismo modo, considera que uno de los roles protagónicos “para llevar a buen puerto” dicha misión, es sin lugar a dudas la figura del bibliotecario, que con su conocimiento, con su compromiso, con su pasión y entrega diaria encauza a los usuarios hacia las fuentes del saber, ya sean impresas, electrónicas o virtuales.

Finalmente, con esta firme convicción, agradeció nuevamente la distinción que le fue otorgada, la cual comparte con sus mentores que lo formaron en el área de la bibliotecología, y especialmente agradeció a la doctora Elsa Margarita Ramírez Leyva, a sus colegas, a sus alumnos de posgrado y al público asistente.

Por último, el director de la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía, maestro José M. Orozco Tenorio, tuvo el agrado de reseñar algunos pasajes de la vida del premiado. Al respecto, dijo que el doctor Miguel Gama nació, creció y se formó profesional y laboralmente en la Ciudad de México, y que desde muy joven se distinguió por ser un alumno muy dedicado al estudio. Característica que lo ha acompañado desde siempre, pues debido a que estudiaba y trabajaba al mismo tiempo “le quedan pocas horas para poder dormir”, pero eso no fue impedimento para el logro de sus metas profesionales, y la prueba está en la conclusión de sus dos carreras universitarias.

Esto, a su vez, le permitió comenzar una larga vida laboral, no sin señalar, que -como le pasa a la mayoría de las personas- se comienza desde abajo, pues Miguel Gama tuvo la oportunidad de colaborar en el banco de información de la empresa Televisa, posteriormente se integró al equipo de analistas de información en Conacyt, luego fue invitado a trabajar en el proyecto de automatización de la biblioteca del ITAM, hasta llegar al Instituto de Investigaciones Filosóficas, donde -como ya se dijo- ha demostrado y mostrado su gran capacidad de gestión y organización, “como lo han señalado sus colegas”. El maestro José M. Orozco terminó su reseña con una gran felicitación hacia su colega y amigo.

El evento se llevó a cabo en el Salón de la Academia de Ingeniería, del Palacio de Minería.

Reseña informativa: María del Rosario Rodríguez León
Fotos: Julio Zetter Leal

Servicio Social DGB 2019